Diputado Raúl Soto cuestiona proyecto de reforma de pensiones

“Los cambios son insuficientes e insostenibles, perpetúan la pobreza y la calidad de vida indigna de los adultos mayores”

El diputado Raúl Soto (DC), integrante de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara Baja, analizó los puntos del proyecto de reforma al sistema de pensiones que será ingresada al Congreso Nacional, pero que a juicio del diputado Soto, no representa ningún cambio significativo, además de seguir “perpetuando la pobreza y una calidad de vida indigna para los adultos mayores”.

El principal cambio que se presentó dentro del proyecto de pensiones, está en el aumento del 40% en las pensiones de los chilenos y chilenas, sin embargo, el diputado Soto ha insistido en que este objetivo “solo se cumpliría en 40 años, para los jóvenes que hoy están comenzando a trabajar y que cotizando el 4% adicional durante toda su vida laboral, podrían ver aumentada su pensión en un 40% respecto de aquella que percibiría sin esa cotización adicional. Esto se trata de una medida que favorece las pensiones futuras, pero no las actuales”.

Asimismo, cuestionó el 4% adicional que estará a cargo del empleados, pese a considerar que es algo correcto, afirmó que esta reforma no “garantiza en ningún caso que el costo que este 4% adicional va a tener para el empleador, no lo vaya a traspasar al trabajador y en consecuencia termine afectando negativamente los salarios o bien se traduzca en mayor desempleo”.

Por otra parte, Soto afirmó que la tramitación del proyecto será compleja, ya que existen muchos puntos que deben ser mejorados, como la mayor competencia en la administración de los ahorros previsionales, ya que esta “es solo aparente. Los nuevos actores privados competirán entre ellos por una parte muy pequeña del 4% adicional, el grueso irá a las AFP que aumentarán considerablemente la cifra que ya administran de nuestros ahorros previsionales”.

Asimismo, se refirió al nuevo órgano administrador de carácter público y señaló que ”no hay ninguna certeza que esto se vaya a concretar, y difícilmente ocurra en las condiciones desfavorables de competencia que ya mencionamos. Si el gobierno hubiese querido competencia pública de verdad, tiene facultad para crear un órgano público robusto y entregarle la posibilidad de administrar nuestras cotizaciones, pero no lo hizo”.

Para soto el aumento del pilar solidario es “insuficiente” y “no significa ningún cambio significativo para los pensionados más precarios del país, los que hoy reciben una pensión básica solidaria de 107 mil pesos, recibirán en el corto plazo una pensión de 117 mil pesos, monto que perpetúa la pobreza en la vejez y una calidad de vida indigna”.

“La única manera de aumentar en forma mucho más significativa las actuales pensiones y también las de los trabajadores que están próximos a jubilarse, es a través de solidaridad real, intra e inter generacional. Para ello, una parte de la cotización debe ir a un fondo solidario que permita una justicia redistributiva, donde los que pudieron ahorrar más, contribuyan con los que no tuvieron esa oportunidad. Solo así construiremos un sistema mixto, que mezcle lo mejor de la capitalización individual, con lo mejor del sistema de reparto, para mejorar las pensiones actuales y futuras”, concluyó el diputado.

Carta Pensiones letra chica