Cámara de Diputados aprueba y despacha al Senado proyecto de trabajo a distancia

La iniciativa que obtuvo el apoyo transversal de la Cámara Baja, fue aprobada con la indicación del diputado Raúl Soto, que busca garantizar los tiempos de descanso y el derecho a desconexión de los trabajadores

Durante la jornada de este martes, fue aprobado el proyecto de ley de trabajo a distancia, que busca principalmente modificar el código del trabajo y dar garantías del cumplimiento de los derechos de quienes ejerzan sus labores en estas condiciones, además de incorporar, por primera vez en la legislación laboral, el derecho a desconexión para quienes optan por realizar su trabajo fuera de la oficina.

Al respecto, el diputado Raúl Soto, afirmó que esta iniciativa crea un punto de inflexión en el país y respecto a “cómo Chile, va a afrontar los desafíos del futuro en el mercado del trabajo. Estamos hablando de nuevas formas de contratación, nuevas formas de relacionarse entre el trabajador y el empleador, que tiene que ver con las tecnologías y de cómo podemos hacer más cercana la relación del trabajo con la familia, el trabajo con el ocio, el trabajo con el tiempo libre, del trabajo con las tareas del hogar y el trabajo con el cuidado de los niños”.

Asimismo, se refirió a la indicación de su autoría, que garantiza los tiempos de descanso y sostuvo que “si la naturaleza de las funciones del trabajador a distancia así lo permite, las partes podrán pactar que el trabajador distribuya libremente su jornada en los horarios que mejor se adapten a sus necesidades, respetando siempre el tiempo diario de descanso, al que tienen derecho los trabajadores”.

“Si los servicios se prestan mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones, o bien, cuando los servicios prestados deban reportarse mediante tales medios, las partes podrán acordar que el trabajador quede excluido de la limitación de jornada de trabajo de conformidad con lo señalado en el inciso cuarto del artículo 22, debiendo en tal caso el empleador garantizar el derecho a desconexión de los trabajadores, tomando todas las medidas necesarias que permitan que el trabajador goce de tiempos en los cuales no estará obligado a responder comunicaciones, órdenes u otros requerimientos de su empleador, respetando su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como su intimidad personal y familiar”.

Además agregó que “el tiempo de desconexión entre jornadas deberá ser al menos, equivalente al tiempo de descanso diario que deben tener los trabajadores de conformidad a las reglas generales”.

Soto, explicó que la respuesta que debe entregar el país en materia laboral “tiene que ser una respuesta que asuma aquellos desafíos, pero que dé las garantías necesarias a los trabajadores y trabajadoras, de que sus derechos se van a consagrar, de que sus derechos se van a respetar y no vamos a tener en ningún caso precarización del empleo”.