Diputado Raúl Soto exigió la salida del General Director de Carabineros Mario Rozas

Además, el parlamentario emplazó al Gobierno a dar urgencia al proyecto de reforma para acusar Constitucionalmente al General Director de Carabineros para que este responda políticamente pese a haber dejado su cargo

Un mes ha pasado desde el estallido social en nuestro país y múltiples han sido las denuncias por eventuales violaciones a los derechos humanos por parte de Carabineros, por este motivo el diputado Raúl Soto, exigió la salida de Mario Rozas, de la dirección de Carabineros, además de emplazar al Gobierno a dar urgencia al proyecto de reforma que permite acusar constitucionalmente al Director General de la Institución, por su responsabilidad ante hechos como los ocurridos en las últimas semanas.

Una de las razones principales para pedir la salida de Rozas, fue la grave denuncia hecha por manifestantes y el SAMU en la región Metropolitana, quienes aseguraron que se habría obstaculizado la reanimación de Abel Acuña, la noche del viernes en Plaza Italia, situación que a juicio del diputado Soto, es “una muestra más del actuar desmedido de Carabineros y la falta de criterio en sus protocolos”.

Soto, emplazó al Gobierno a dar urgencia a este proyecto, para que cada director, responda ante el Congreso Nacional las acusaciones de violación a los DDHH, estando o no en su cargo, ya que, en este momento “nos sumamos a la exigencia de la salida de Rozas, porque no podemos dejar pasar su responsabilidad en la incitación a la violencia, tras decir que no dará de baja a ningún carabinero por un procedimiento, aunque lo obliguen, lo que solo representa insurrección y deliberación de las policías, del poder civil y político, sin embrago, es necesaria una Acusación Constitucional cuando este deje su cargo, para que dé cuenta de cada una de las denuncias realizadas por manifestantes que han sido víctimas de violencia por parte de efectivos de Carabineros bajo el alero de Rozas”.

“Tenemos que resguardar adecuadamente y garantizar que el Estado de Derecho que tiene nuestro país y podemos establecer como piso mínimo que los DDHH de las personas que se manifiestan se van a respetar siempre y que los estándares protocolares y legales del actuar de las fuerzas policiales se rijan también por los estándares internacionales y que también tengan responsabilidad política”.

El diputado, se dirigió de forma directa al actual ministro de Segpres, Felipe Ward, quien el año 2006 fue patrocinante de un proyecto de ley en la misma línea, para que “apoyen la iniciativa y permitan establecer responsabilidades en las violaciones a los DDHH de los efectivos de la institución, mientras estén ejerciendo su cargo o haya dejado este”.