#INFORMEONU: Diputado Raúl Soto critica “pasividad” del Gobierno ante informe de ONU y pide salida inmediata de Director General de Carabineros

Diputado Raúl Soto critica “pasividad” del Gobierno ante informe de ONU y pide salida inmediata de Director General de Carabineros

“No hay espacio para relativizar las violaciones a los DD.HH y menos para pasar por alto las responsabilidades institucionales”

“Se han producido un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos”, relata el informe de la de la investigación realizada en medio del estallido social por la ONU, que a juicio del diputado independiente pro PPD, Raúl Soto, “ratifica una vez más las violaciones a los DD.HH cometidas por agentes del Estado, que nos llama a exigir una vez más la salida del Director General de Carabineros, Mario Rozas, por su responsabilidad institucional en estos abusos policiales”.

Este es el tercer informe de un organismo internacional que “ha comprobado las violaciones a los DD.HH y que da cuenta de un quiebre profundo de la confianza del pueblo chileno con quienes están encargados de resguardar la seguridad. Con este nuevo informe de la ONU, es aún más preocupante que se pretenda recomponer una Institución, con un director que ha perdido toda legitimidad y el Gobierno aún sigue respaldando” explicó el diputado por la región de 0’Higgins.

“Rozas es responsable institucional de todas las violaciones a los DD.HH, es por eso que reitero majaderamente y de forma categórica la solicitud de renuncia, para que este, dé un paso al costado y se impulse un nuevo cambio y trato con la institución. Solo así se pueden recomponer las confianzas y trabajar para la modernización que Carabineros requiere”.

Asimismo, Soto se refirió a los detalles del informe Misión a Chile, entregado por la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y expresó que este “asegura que Carabineros ha incumplido de forma reiterada el deber de distinguir entre manifestantes violentos y personas que se manifestaban pacíficamente, utilizando fuerza desmedida en manifestaciones pacíficas y precisa además que ha habido un uso a veces innecesario de armas como escopetas antidisturbios, gases lacrimógenos que fueron utilizados a corta distancia, todo esto de forma indiscriminada”.

“Estas aseveraciones son de tal gravedad, que me parece inconcebible que el Gobierno lo relativice, porque las cifras de personas lesionadas que el INDH entregó a través de un nuevo informe el 12 de diciembre, llegan a 3.461 y las lesiones oculares a 357, lo que no es solo un número de registro, son personas afectadas por procedimientos nefastos y que no contemplaron medidas eficaces, expeditas y oportunas para minimizar el riesgo de los manifestantes y transeúntes, tal como lo explica el propio documento de la ONU”.

Finalmente, Soto fue enfático en señalar que “No hay espacio para dobles lecturas e interpretaciones” ya que, en Chile “han existido violaciones a los Derechos Humanos, que incluyen el uso excesivo o innecesario de la fuerza, la tortura y malos tratos, la violencia sexual y las detenciones arbitrarias. Exigimos justicia y reparación para las víctimas y la salida inmediata del Director General Mario Rozas por no frenar estos abusos policiales ni garantizar la seguridad de la ciudadanía”.