Diputado Raúl Soto acusa “obstruccionismo” del Gobierno en proyecto que suspende pago de créditos de personas y pymes

Este jueves la Cámara de Diputados aprobó en general la iniciativa impulsada por la bancada PPD que busca postergar por 6 meses el pago de créditos financieros de personas y pymes, sin embargo, volverá a las comisiones de Economía y Hacienda tras una indicación ingresada por el Gobierno.

A casi un mes desde su aprobación y despacho de la Comisión de Economía, fue votado en sala el proyecto de ley impulsado por la bancada del PPD, que permite la suspensión de hasta 6 cuotas de créditos y compromisos financieros de las personas y pymes, con el objetivo de entregar alivio económico a las familias en el marco de la crisis sanitaria y económica por el Covid-19.

La iniciativa fue aprobada en general por 177 votos, sin embargo, deberá volver a las Comisiones de Economía y Hacienda para su tramitación en particular, tras una indicación ingresada por el Gobierno.

El diputado jefe de bancada del PPD y miembro de la Comisión de Economía, Raúl Soto, acusó “obstruccionismo” por parte del Gobierno, ya que “la iniciativa fue largamente discutida en la Comisión de Economía hace casi un mes y el mismo día que votamos para que esta pueda avanzar a su segundo trámite el Gobierno ingresó una indicación sustitutiva que busca solo entrampar y cambiar las condiciones del proyecto creando prácticamente un nuevo crédito de postergación, cuando el problema de fondo es que son millones y millones, las familias de clase media que están tremendamente endeudadas, con la soga al cuello”.

“En nuestro país hay más de 5 millones de personas morosas financieras, personas con deudas de consumo, créditos automotrices, créditos hipotecarios, leasing, avances en efectivo en tarjetas de crédito y un sinfín de instrumentos financieros que hacen que hoy día, en medio de esta pandemia la situación esté tremendamente agravada” añadió Soto.

Asimismo, explicó que según los últimos estudios financieros “el 55% de los endeudados, está dejando de pagar sus compromisos financieros debido a la pérdida de ingresos y la cesantía, a lo cual se suma el aumento importante de la deuda doméstica que según el Banco Central ha superado de manera histórica el 75%”.

Soto hizo un llamado al Gobierno a “dejar de dilatar los proyectos de ley que van en ayuda directa a la ciudadanía” y aclaró que “esto debe ser regulado en estos momentos, no para hacer un perdonazo, ni tampoco para afectar el derecho de propiedad. Sino que para poner las cosas sobre la mesa y decir que hoy la gente requiere un tratamiento especial, debido al contexto de pandemia y los efectos económicos y sociales que esto genera en las familias chilenas de clase media”.