Presidente de la Cámara, Raúl Soto, llamó a un “nuevo gran acuerdo transversal por la reunificación de Chile”

En el contexto de la octava cuenta pública del Congreso Nacional, el titular de la Cámara planteó la necesidad de entregar certezas sobre el itinerario de cambios institucionales y la ruta constitucional tras el plebiscito de salida. Además, junto con entregar cifras sobre la labor realizada y leyes despachadas, pidió a sus pares salir de sus trincheras y avanzar en las materias que la ciudadanía necesita y reclama, por ejemplo, en pensiones, salud, bienestar y seguridad.

Haciendo alusión al proceso constituyente; los cambios vividos en el último tiempo en el país, en especial desde el estallido social; y los efectos de la pandemia y de la crisis económica, el Presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados, Raúl Soto (PPD), inició la cuenta pública de la Corporación ante el Congreso Pleno.

El evento republicano, hoy en su octava versión, contó también con la participación del titular del Senado, Álvaro Elizalde. Además, asistieron en calidad de invitados el Presidente de la República, Gabriel Boric, junto con otras altas autoridades del país.

El diputado Soto resaltó que, en el actual contexto, la Cámara, con sus 211 años de historia, se “ha propuesto profundizar la democracia y representar a todas y todos los chilenos”. Esto, con la idea de avanzar en progreso y paz social.

El legislador reconoció la labor realizada por la anterior Meza, liderada por el exdiputado Diego Paulsen. De hecho, recordó que parte de lo informado en esta cuenta corresponde a su periodo, que culminó el 10 de marzo pasado.

*Evaluaciones y reconocimientos*

El Presidente Soto pidió reconocer el trabajo de los funcionarios de la Cámara, en apoyo constante a la labor legislativa y fiscalizadora de la Corporación. Igualmente, destacó la diversidad hoy presente en el hemiciclo, con nuevas expresiones políticas. Asimismo, la mayor presencia de mujeres diputadas (35%), camino al que llamó a fomentar. “La próxima composición de esta Cámara tiene que ser paritaria”, puntualizó.

Informó que, entre julio de 2021 y junio de 2022, se realizaron 119 sesiones de Sala. En ellas hubo una asistencia promedio del 91% en las 393 horas de sesión. Junto a ello, 48 comisiones desarrollaron 1.131 sesiones, contabilizando 1.651 horas de trabajo.

De los 500 proyectos de ley ingresados a la Cámara en el último año, 437 (87%) corresponden a mociones. “Todas estas cifras cobran sentido cuando recordamos que se han traducido en leyes para mejorar la vida de las personas que habitan nuestro Chile”, sentenció.

Entre las nuevas leyes despachadas destacó la que hace más estrictas las normas sobre abandono de familia y pago de pensiones de alimentos. Además, dicha norma crea el Registro Nacional de Deudores de Pensiones de Alimentos.

También mencionó la nueva Pensión Garantizada Universal y la denominada “Ley Dominga”. Igualmente, resaltó la Ley de garantías y protección integral de los derechos de la niñez y adolescencia y propuestas relativas a: enfrentar los efectos de la pandemia; matrimonio igualitario; control de armas; facilitar al elector el sufragio por medio de privilegiar la cercanía al centro de votación; cambio climático y el Acuerdo de Escazú, entre otras.

“Seguiremos impulsando y tramitando leyes en beneficio de la ciudadanía y de una vida mejor para todas y todos”, remarcó. Junto a ello, relató algunas propuestas aprobadas por la Cámara hoy en manos del Senado, que dijo espera sean prontamente tramitadas y despachadas.